un-sec-council

ONU 2334: una muy breve reflexión.

Dov Avital, exclusivo para TuMeser, 26 de diciembre de 2016

En respuesta a nuestro interés sobre su opinión en relación al tema en cuestión, nuestro amigo y colaborador Dov Avital contestó un breve mail que por sus conceptos y su claridad merece ser compartido. Queda por tanto debidamente aclarado que no se trata de un artículo de análisis sino apuntes en torno al tema. Agradecemos a Dov por su generosidad y buena disposición.

Muchas cosas suceden. Estamos ante: o una pataleta histérica de Bibi cuando su castillo de naipes de autosugestión se le desmorona en la cara, o ante un inmenso histrionismo cínico, cuando sabe cuál es la realidad y “juega para la platea”,  los colonos y sus partidos que lo mantienen en el poder.

No sabría decir cuál sucede…. o ambas.

Fuera de eso, después de leer y releer el texto de la resolución, no veo nada que no conozcamos, incluso nada que no haya sido la posición oficial israelí entre 1967 y 1977, y del Campo de la Paz luego.

Sobre las airadas acusaciones de traición, hay un dicho español muy adecuado: “no es traidor quien avisa”, y todos los que votaron la resolución han mantenido su discurso.

Hay otro ángulo posible, que es el de ver cómo Israel desperdicia una oportunidad magnífica de mejorar sus relaciones internacionales, cuando medios palestinos, incluso de la Autoridad, festejan el camino hacia la violenta destrucción de Israel, obviándose las cláusulas de condena al terror, la incitación al terror, y el derecho explícitamente mencionado de Israel de vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas (preámbulo). ¿Qué hubiera pasado si Bibi aguardaba un par de días y declaraba que con todos los reparos que tiene, por ejemplo respecto a Jerusalém, está dispuesto a negociar directamente con los palestinos si estos declaran, todos, incluyendo el Hamás, previa y públicamente su aceptación del derecho de Israel a existir dentro de fronteras tales?

Obviamente nadie lo haría, los partidos de extrema derecha harían caer el Gobierno.

¿A dónde vamos? A la exigencia de anexar más, colonizar más, impedir la separación. O sea, una Sudáfrica donde en algunos años los palestinos en vez de pedir un Estado separado pedirán igualdad de derechos civiles. El final de la empresa sionista de crear un Estado Judío en Eretz Israel sin disparar un solo tiro…

(Que conste que ya hay muchos líderes palestinos que están en esa tesitura)